dilluns, 5 d’abril de 2010

ROJO


Ese día me levante muy rápido porque estaba muy nervioso, pues era el primer día que iba a ejercer como árbitro en un partido de fútbol.
Tenía el estomago cerrado, pero tenía que comer un poco para no desmayarme. Me vestí con el traje de árbitro, que era nuevo, y tenia muchas ganas de que empezase el partido, así que cogí mi coche y me dirigí al campo.
Llegué una hora antes del comienzo, y, como no tenía nada que hacer y me aburría, decidí recordar todas las normas y faltas de un partido para no olvidarme.
Mientras estaba recordando empezaron a venir niños con sus padres, que los venían a ver. También vinieron unos señores que me dijeron que eran inspectores, que hoy me verían cómo hacia de árbitro y me puntuarían. Cuando se terminase el partido, hablarían conmigo y me comentarían cómo lo había hecho.
Con eso que me acababan de decir me puse mucho más nervioso y me temblaban las piernas, pero tenía que hacerlo mejor que nunca. Así que me tranquilicé, tomé fuerzas y me dispuse a ello.
Todo empezó genial, ningún niño hizo ninguna falta y todos se portaron muy bien. Se acabó la primera parte y los inspectores me dijeron que lo estaba haciendo muy bien y que siguiera así. Yo me alegré muchísimo y eso me dio mucha confianza en mí mismo. Empezó la segunda parte y aquí las cosas empezaron a torcerse: los niños ya no pensaban en jugar sino en ganar y se empezaron a pelear, y llegó el momento en que tuve que intervenir, y tuve que sacar la tarjeta roja. Pero para mi sorpresa, y para sorpresa de todos, me la había dejado en casa. Así que el partido se tuvo que suspender y se pospuso para la semana siguiente. Los inspectores me dijeron que no me preocupase, que un fallo lo podía tener cualquiera, pero que la próxima vez que me pasara algo así no me lo pasarían por alto.
Ahora ya soy un árbitro profesional y después de sufrir esa terrible experiencia siempre miro que lo tenga todo y que lo lleve siempre encima antes de salir de casa para dirigirme a un partido.





Clàudia Correcher Rodríguez 4t ESO A

1 comentari:

  1. Me ha gustado la idea que has utilizado, la targeta roja de un partido, es original.
    También utilizas un contexto fácil de entender i sencillo.

    Farah Ararou

    ResponElimina